Primeros auxilios para quemaduras

Primeros auxilios para quemaduras

Estar todo el día detrás de tu pequeño viendo lo que hace y lo que no resulta un poco difícil, especialmente porque siempre hay otras tareas que hacer. Pasa que dejamos al pequeño dos segundos en la habitación jugando y de repente volteamos y, por arte de magia, aparecen detrás. 
 
Cuidarlos todo el día y a toda hora es imposible, además, siempre tendrán la manera de escapar a explorar. Una de las principales causas de accidentes de pequeños en casa son quemaduras por líquidos hirviendo, la plancha o poner la manita en la estufa.
 
Los niños son vulnerables a este tipo de accidentes porque a menudo hacen que las cosas se caigan debido a ciertos movimientos que aún son torpes. En el caso de la plancha o rizador de cabello, mientras estás peinándote, tu pequeño anda ahí alrededor, se acerca y se quema… Inmediatamente pon la zona donde se quemó bajo el chorro del agua y cubre con una gasa esterilizada y seca.
 
Sustancias químicas, destapacaños y ácido de baterías, cuando caen sobre la piel pueden causar quemaduras en tercer grado que son muy graves. Limpia inmediatamente la sustancia de su piel, enjuaga su piel por lo menos durante 20 minutos y cúbrela con una gasa. Pueden afectar permanentemente la vista cuando caen a los ojos, por eso es importante el tratamiento inmediato y enjuagar con abundante agua.
 
Cuando agarra una cacerola caliente o derrama agua hirviendo sobre él, puede haber quemaduras de primero, segundo e incluso tercer grado según la temperatura y de cuánto tiempo esté en contacto con su piel. Quemaduras menores puedes cubrirlas con una gasa esterilizada e ir a la farmacia por una pomada que la piel sane rápido. En caso de algo mayor, acudir con el pediatra inmediatamente.
 
Toma algunas medidas aún en casa, no dejes objetos calientes a su alcance, los mangos de cacerolas y sartenes, voltea hacia adentro de la estufa no dejes en el paso donde el pueda voltear. Asegura grifos de agua, especialmente de agua caliente y ten cuidado a la hora de la ducha, regula la temperatura del agua hasta donde él te diga que tolera.
 
¡Ante un accidente así acude con el pediatra por ayuda para tu pequeño!
 
Fuente: Kids Health, Medline Plus- Biblioteca Nacional de Medicina de E. E. U. U.
 
Fuente: Programa Casa Segura