Mamá e hija haciendo manualidades

Nada mejor que pasar con tu pequeña un rato en paz creando cosas que llamen su atención. Es muy difícil que llames la atención de un niño por más de 10 minutos porque llega un punto en que se enfada, da la vuelta y va a buscar otra cosa que hacer.

Pero mamá lo va conociendo bien así que podrá poner actividades que los dos disfruten y que lo mantengan ocupado. Procura que los dos trabajen en el proyecto, que nada te interrumpa para que no lo dejes solo.

Un regalo para papá o los abuelos. Nunca está de más que el pequeño tenga una atención con algún miembro de la familia, mamá puede ayudarle a hacer algo bonito para la casa de los abuelos o el estudio de papá. Una foto decorada de los 5, un cuadro de madera pintado con sus manitas o un dibujo iluminado. 

Un cuadro que pueda colgar en su recámara. Esta actividad la va a disfrutar mucho porque así empezarás a darte cuenta de sus gustos, él o ella decorarán el cuadro como mejor le guste y que vaya con su recámara. Déjalo que ponga toda su imaginación.

Pintar algún mueble, seguramente en su recámara o la tuya hay un mueble que quieren remodelar. Pueden pintarlo del color que más le guste e incluso ponerle alguna huella del pequeño o una carita feliz. Se mantendrá muy ocupado en el proyecto.

¿Qué proyectos has hecho con tu hijo?

Fuente: Guía del Niño