Desayuno ideal para tu pequeño

El desayuno es la comida más importante del día, el más equilibrado para los niños debe contener leche, fruta y azúcares que aportan al organismo energía. Cuando los niños no desayunan bien, hay un alto porcentaje de obesidad infantil, el desayuno es una de las cuartas partes de las necesidades nurtcionales de los pequeños.
 
Cuando tu pequeño no desayuna bien, no tiene energía ni vitalidad para afrontar el esfuerzo físico e intelectual que exigen las actividades escolares. Un mal desayuno hará que tu pequeño sienta hambre al medio día; un gran aporte energético que conseguirán en productos con alto contenido de azúcar y ácidos grasos como el pan de dulce y otros productos relacionados con la obesidad infantil.
 
Una de las principales causas para que los pequeños no desayunen bien son las prisas, a mamá ya no le dio tiempo de hacer un nutritivo desayuno y les da una barra de cereal y leche camino a la escuela, papá tiene una junta de trabajo y debe salir antes, por eso ya no desayunaron completo, etcétera.
 
El desayuno ideal para tu hijo debe contener lácteos como leche, yogur y queso. Hidratos de carbono como cereales, galletas y pan. Grasas como aceite de oliva o margarina. Vegetales, frutas y zumos. Y otros como mermelada, jamón de pavo, miel y más.
 
Cuando el desayuno contiene por lo menos 3 alimentos de los necesarios contribuye a que el niño tenga más energía y fuerza para sus actividades escolares. Desayunar completo antes de salir de casa es un hábito que los padres deben fomentar, no importa cuál sea la situación, es preferible que tu hijo desayune bien para que rinda a lo largo del día.
 
¿Qué le das en el desayuno a tu pequeño?
 
Fuente: Medline Plus- Biblioteca Nacional de Medicina de E. E. U. U