Transtorno del Espectro Autista.

El Trastorno del Espectro Autista (TEA) es un trastorno del desarrollo que aparece en los primeros 3 años de vida del pequeño y afecta el desarrollo cerebral de las habilidades sociales y de comunicación.

Existen tres tipos de TEA, Trastorno autista también llamado “clásico”, las personas tienen retrasos significativos en el desarrollo del lenguaje, problemas de socialización y comunicación, además de conductas e intereses inusuales. Muchas de las personas que sufren de este trastorno también tienen discapacidad intelectual.

Síndrome de Asperger: en éste, las personas suelen presentar algunos síntomas del trastorno autista con menor intensidad. Puede haber dificultad para socializar, así como intereses y conductas inusuales, sin embargo no hay problemas de lenguaje o discapacidad intelectual.

Trastorno generalizado del desarrollo no específico (PPD-NOS por sus nombre en inglés) también llamado “autismo atípico”. A estas personas se les puede diagnosticar un trastorno generalizado del desarrollo no especificado. Las personas tienen síntomas menores y solo pueden causar problemas de socialización y comunicación.

Los TEA pueden ser difíciles de diagnosticar, pues no hay pruebas médicas que lo puedan comprobar; los médicos pueden realizar el diagnóstico evaluando la conducta del niño y su desarrollo, se puede detectar a los 18 meses de edad o antes.

Los TEA son más comunes en niños que en niñas, no hay una cura para ellos, sin embargo, investigaciones muestran que si hay intervención temprana se puede mejorar significativamente el desarrollo del pequeño.
 
 
Fuente: U.S. Department of Health and Human Services, National Institute of Mental Health.