Tartamudez infantil, ¿cómo tratarla?

El tartamudeo es una alteración y dificultad del habla que suele ocurrir entre los dos y cinco años de edad, durante el proceso de aprendizaje del idioma. Es la interrupción o falta de fluidez en el lenguaje.
La tartamudez no es una enfermedad pero sí unos de los problemas más frecuentes en las terapias de lenguaje, afecta más a los niños que a las niñas. Tiene cuatro etapas: repeticiones iniciales, son repeticiones y vacilaciones del pequeño que está empezando su aprendizaje de lenguaje. Repeticiones convulsivas, el niño emite repeticiones más lentas y espasmódicas. Es llamada tartamudez de transición y suele ocurrir entre los 6 y 7 años.
 
La tercera es confirmada, el niño sufre interrupciones evidentes, se enrojece y emite sonidos de molestia. Es consciente de que su manera de hablar es un problema. Etapa avanzada, el niño tartamudea con movimientos asociados e incluso presenta trastornos respiratorios.

Para empezar a tratar el trastorno, es necesario que se diagnostique tartamudez en el pequeño lo antes posible, el tratamiento depende de la etapa en la que cada pequeño se encuentre, entre más pronto, mejor y puede tener una recuperación hasta del 80% con tratamiento en Logopedia. Es una especialidad que se dedica al diagnóstico, prevención y tratamiento de alteraciones del habla y lenguaje. Consiste en entrenar la fluidez de habla en el pequeño a través de una terapia de lenguaje.
 
Es importante que detectes algún problema de lenguaje en tu pequeño desde que comience a hablar.
 
Fuente: Medline Plus- Biblioteca Nacional de Medicina de E. E. U. U