Qué contestar a preguntas para las que no estás lista.

El pequeño de la casa está en la edad de las preguntas, él quiere explicación de todo lo que pasa a su alrededor y un poco más. A veces hacen preguntas para las que no estás lista y te quedas callada pensando en la mejor respuesta.

Que tu hijo esté lleno de preguntas es una fase normal de su crecimiento e indica que el lenguaje y pensamiento del pequeño se desarrolla adecuadamente. Es importante que aproveches esta etapa para tener una buena comunicación con tu hijo.

Debes responder a las preguntas de tu pequeño aunque sean repetitivas o inverosímiles. Las respuestas deben ser sencillas y realistas para que el niño pueda entenderlas.

Siempre que puedas dale nueva información en las respuestas que le das, así aprende algo que no conocía y puede interesarse en otros temas, sin embargo, es importante que no te excedas en la transmisión de información acerca de conocimientos nuevos.

Cuando tu pequeño pregunte algo que no está listo para saber, es mejor que le digas que con el paso del tiempo se dará cuenta de las cosas, puedes darle información relacionada y desviar el tema. Aunque probablemente vuelva a preguntarlo.

¿Cuáles son las preguntas más recurrentes de tu pequeño?
 
 
Fuente: Guía del Niño