Mi pequeña desapegada.

Que tu hija (o hijo) no ande detrás de ti todo el día, no quiere decir que no te quiera, es una pequeña desapegada que tiene deseos de su propia libertad y de descubrir el mundo.
 
En la mayoría de los casos, mamá espera que el pequeño o pequeña pasen todo el día a su lado, que la tomen de la mano mientras van al parque o al supermercado, pero cuando el caso es el contrario, los padres se preocupan.
 
En algunos casos aislados se requiere atención y seguimiento de los padres e incluso de un profesional en terapia infantil. En raras ocasiones, los niños que son desapegados de los padres lo son porque no reciben suficiente amor o atención o porque sufren algún trastorno de atención. Estos niños pueden tener tendencias a desarrollar conductas antisociales al crecer.
 
Una de las principales causas que afectan a los pequeños es el divorcio de los padres. Tu pequeño debe sentir que cuenta con el apoyo y amor de los dos aunque estén separados. Otra causa es el tiempo que expones a tu hija a la televisión. Controla y limita su uso siempre que puedas.
 
Crea un lazo irrompible con tu hijo, hazle saber que son inseparables y que pase lo que pase jamás te alejarás de ella ni mucho menos dejarás de quererla. Debe saber que sus papás están para ella todo el tiempo. Las pequeñas merecen mucho amor y mimos.
 
¡Ama a tu pequeña por sobre todas las cosas y personas!
 
Fuente: Cable News Network