Mi hijo ya no quiere usar pañal.

Pueden ser muchas las causas por las que tu pequeño esté harto del pañal, alguna molestia cutánea, menos libertad o simplemente quiere ser niño grande y experimentar más cosas.

 

Él está listo pero mamá no tanto, a poner cuidado de las necesidades del bebé y atenderlas. Primero tienes que hacerte a la idea de que tu pequeño quiere ser un niño grande que se vale por sí mismo. ¡Quiere libertad!

 

Los dos años es la etapa ideal para que empiece a dejar el pañal, pero tiene que atender a algunas cosas antes de que te decidas a quitarle por completo el pañal.

 

Debe obedecer instrucciones sencillas, caminar y sentarse solo, ¿has notado que te imita cuando vas al baño? Es buena señal. ¿Sabe subirse y bajarse el calzón? Si mamá respondió a la mayoría que sí, es que el bebé está listo.

 

La personalidad de tu pequeño te hará decidir en dónde aprenderá a ir al baño, retrete o bacinica. Si es un niño explorador, independiente y con ganas de aventura, lo ideal es que lo pongas al retrete. Para el pequeño que es más tímido y le gusta la seguridad, una bacinica. Al paso del tiempo, cuando se acostumbre, no tendrás que llevarlo al baño.

 

Necesitas ropa interior de sobra, porque en ocasiones le puede ganar y tienes que haber cambio de ropa interior. Cuando pase, no regañes ni castigues al pequeño, está aprendiendo y es válido que haya una recaída. Solo trata de que para la próxima vez avise con tiempo si necesita ayuda de mamá.

 

Con ganas y paciencia puedes lograr que tu pequeño vaya al baño por sí solo.

 

¡Mamá puede darle esa seguridad que tanto busca, apapacha a tu pequeño y celébrale cada logro!

 

 

Fuente: Baby Center