Los 5 sentidos a la hora del baño.

Creías que darle un baño a tu pequeño solo tenía el fin de relajarlo y mantenerlo limpio, ¡te equivocas! Además de ser el momento en que padres e hijos se vinculan, también sus sentidos se ven involucrados… Olfato, tacto, visión y audición.

 
El baño con burbujas los ayuda a coordinar ojos y manos, descubren objetos que existen aún cuando no se puedan ver a simple vista como las pequeñas burbujas o los colores de éstas.
 
Ponerle música o hablar con él estimula su cerebro para la memoria y el desarrollo del lenguaje. Tú le dices algo y le pides que lo repita e incluso hasta puede tararear lo que escuche de fondo.
 
Los masajes al ponerle champú en el cabello, jabón en el cuerpo e incluso crema hidratante al salir de la ducha, los hace más hábiles a la hora del contacto visual y los alienta a tener una expresión positiva en general.
 
Los olores de los productos que usas para bañarlo son señales de que está limpio y que es hora de relajarse.
 
Debes sostenerlo bien mientras está dentro de la bañera, la temperatura del agua debe ser tibia para evitar quemaduras. Evita que le entre agua a los ojos, nariz o en la zona del ombligo. Siempre debes secarlo perfectamente para evitar que se hagan hongos en su piel por humedad, por último una crema que lo hidrate y relaje.
 
¿Cómo es la hora del baño para tu bebé?
 
Fuente: Baby Center