La tarea de lavarse los dientes.

Para esta etapa ya casi tiene por completo las placas dentales, por esta razón es esencial que mamá le enseñe paso a paso cómo debe lavarlos, así para los tres años el niño dominará a la perfección la técnica del lavado y tengan una buena higiene bucal.

 

Al principio va a necesitar de ti para que le digas que se debe hacer y lo supervises, así él irá aprendiendo el momento en el que estén limpios.

 

Para hacerlo que se interese cómprale un cepillo pequeño con algún dibujo o forma que le guste, lávate los dientes con tu cepillo para que vea cómo tiene que hacerlo y te imite. Dile que siempre tiene que seguir el mismo orden sin olvidar la parte externa, interna y la horizontal, al final se lava la lengua.

 

Están comenzando así que pueden jugar frente al espejo, primero hay que sacar la lengua, abrir mucho la boca y usar el cepillo dentro de ella. A ellos les encanta ser mayores y tener independencia, así que recuérdale que cepillarse perfecto los dientes son cosas de gente mayor y que ahora que él es mayor ya puede usar todo eso.

 

Déjalo que lo intente cuantas veces quiera, pon un poco de pasta en su cepillo y que comience con la tarea, los dientes superiores se cepillan hacia abajo, los inferiores hacia arriba, las muelas en forma de circular y por último la lengua. Al principio puede que no siga las instrucciones pero poco a poco se va a acostumbrar a como lo tiene que hacer.

 

¡Tú pequeño es un vencedor!