Entrenando para ir al baño.

Mamá, ya es tiempo de que enseñes a tu pequeñito a ir al baño. Necesitas paciencia, dedicación y mucho apoyo para que tu hijo se sienta protegido y cómodo con este nuevo paso en su crecimiento.

18 o 24 meses es la edad perfecta para empezar a despedirse del pañal, tu pequeño no lo necesita y probablemente, aunque no lo diga, tampoco lo quiere. Te darás cuenta del momento adecuado porque él te dejará saber que está listo.

Él tomará la iniciativa en el proceso, empezará a imitarte siguiendo los mismos pasos que tú. Quiere ser un niño grande e ir al baño como mamá y papá, esta nueva etapa los unirá mucho, pero hay que ser pacientes.

La preparación física indica que el cuerpo de tu pequeño controla las funciones de evacuación y orina. El principal indicio es que tu pequeño permanece seco por mucho tiempo, por las mañanas al cambiar de pañal no tiene orina pero también notas que tiene que orinar cada vez más.

A cierta hora del día el pequeño necesitará ir al baño, su urgencia irá siendo cada vez más frecuente y hasta que lo maneje por completo mamá o papá deben ayudarle.

Es necesario que le expliques ciertas cosas a tu bebé, que necesariamente entienda algunas indicaciones para evitar que moje su ropa, dile que no debe aguantarse las ganas bajo ninguna circunstancia. Aprender a subirse y bajarse los pantalones para poder ir solo. Entender para qué y qué es el inodoro o bacinica, de esta manera le será más agradable la idea de ir al baño. Avisar a mamá o papá cuando tenga ganas de visitar el baño.

¡Guía a tu pequeño en esta nueva aventura!


Fuente: Healthy Children