Enséñale a nadar.

Enseñarle a nadar a un pequeño puede requerir de mucha paciencia y, sobre todo, cuidado. Mamá puede ayudar a su pequeño a aprender lo básico para que se divierta con la familia y al mismo tiempo pueda vencer sus miedos.
 
Al pequeño le puede dar mucha inquietud la idea de permanecer a flote y controlar la respiración, ten paciencia y empiecen ambos poco a poco. Siéntalo en la orilla de la piscina con las piernas dentro del agua, sentirá curiosidad y, antes de que lo pienses, querrá estar adentro. Jueguen guerritas de agua pero a una intensidad que soporte y anímalo a meter la cara al agua. Metete con él y haz que inhale y exhale en la superficie. Practiquen en la bañera para reforzar el aprendizaje de respiración.
 
Probablemente tu pequeño llore al entrar al agua, será para ti muy difícil darte cuenta del miedo que tu hijo puede tenerle  esta situación. Cárgalo por encima del agua aunque grite y patalee, en cuanto se dé cuenta que mamá lo sostiene y que nada le pasará, la desesperación irá desapareciendo. Llévale un juguete, distráelo y hazlo sentir seguro.
 
Adiós a los flotadores, tu intención es que se sienta más seguro pero no lo cumple en lo más mínimo, le das la falsa ilusión de estar protegido y al mismo tiempo adopta una manera incorrecta de estar a flote. El flotador hace que los pequeños tomen una posición vertical en el agua y necesitan estar horizontalmente. Puede ser muy difícil la tarea de quitárselos.
 
Dale clases o busca a un instructor que tenga paciencia para enseñarlo paso a paso cómo debe nadar. Cuando lo lleves a clases, asegúrate de que existan las medidas de seguridad necesarias, en caso de que no puedas estar tan cerca de tu pequeño como te gustaría, que el instructor esté certificado y sepa qué hacer en caso de emergencia.

Al menos en lo que tu pequeño aprende, es importante que estés lo más cerca de él que puedas, vigilando que todo está bien y que lo disfruta en lugar de odiarlo. A todos los pequeños les gusta el agua, pero puede que no les guste el esfuerzo para lograr nadar.
 
¿A qué actividad llevas a tu pequeño?
 
Fuente: Guía Infantil
 
Fuente: Zona Pediátrica