Cómo enseñar a tu pequeño a usar la bacinica.

La idea de que tu pequeño empiece a usar la bacinica te puede preocupar un poco. Escuchamos muchos casos de niños que les ha ido fatal, otros que la experiencia ha sido genial. El primer paso es una mamá tranquila y confiada para que tu pequeño también lo esté. Usar la bacinica es una de las tareas más sencillas a las que te vas a enfrentar.

 

Relájense, porque la presión y tensión no harán nada fácil este nuevo proceso, en este caso no hay ninguna recompensa para tu pequeño al ir al baño comparando con el momento en que come, duerme o juega. Eventualmente él aprenderá a ir al baño sin ayuda de nadie, pero primero necesita tiempo para asimilar la idea.

 

Elije junto al pequeño una bacinica que le guste, ésto hará la tarea mucho más fácil. Él siempre juega con cosas que llaman su atención, lo mismo pasa con su bacinica. Tiene que ser un accesorio que acepte por completo y lo divierta.

 

Aunque es importante que sepas que no porque su bacinica le encante puede empezar la tarea solo y rápido. Mamá debe estar a su lado, apoyándolo y dándole confianza. Al principio tomará un tiempo que logre hacer pero con el paso del tiempo esa tarea será tan fácil que querrá ser niño grande y aventurarse a sentarse al excusado.

 

Permite que para él usar la bacinica sea un juego en el que se la pasa bien.

¿Qué tienes preparado para cuando tu hijo esté listo para usar la bacinica?

 

 

Fuente: Siti Oficcial de la Fundación Livestrong