Su palabra favorita es ¡No!

No importa lo que le digas a tu niño, lo que le pidas, siempre dirá que no. Y es que ellos están aprendiendo a ser muy independientes y que creen que a todo pueden decir que no.

 

No existe momento específico conocido de cuándo comienza esta etapa en nuestros pequeños pero lo cierto es que quedamos impactados en la manera en que nos están desafiando. La etapa del “No” puede desaparecer, lo malo es que no sabemos cuánto tardará, pero así como comenzaron a decirla y a oponerse, en algún momento dejarán de decirla.

 

En lugar de darle una opción en la que te diga que ¡no!, lo que puedes hacer es darle dos opciones, por ejemplo “Pequeña, ¿quieres los zapatos rojos o negros?” así la niña te dirá cuales quiere. Siempre que estés en una situación así dale opciones para que elija, con dos está perfecto.

 

Otra de las causas por las que siempre que nos digan que “no” es porque están aprendiendo a hablar y muchas palabras no las saben, tu tarea es ayudarle a que expanda su vocabulario y se comunique de manera extensa contigo.  

 

De ser posible elimina la palabra “no” de tu vocabulario o de lo contrario el pequeño la seguirá diciendo sin control. Di otras palabras o frases que lo hagan entender y que al mismo tiempo ampliarán su lenguaje para poderlas utilizar cuando le plazca.

 

Ten en cuenta que aunque tengas mucha precaución, de vez en cuando la palabra prohibida puede salir a la luz. Tranquila y tranquiliza al pequeño. Un mal hábito regreso pero depende de ustedes que desaparezca.

 

¿Tu pequeño ya está en la etapa en que sólo dice “No”?