¿Qué intenta mi hijo cada vez que hace un berrinche?

Los niños hacen rabietas porque es su mejor forma de expresar una emoción como lo es el enojo o frustración. Es una mezcla entre protestas, manoteos, llanto, gritos, tirarse al suelo, negarse a andar o patalear.

Cuando los niños son pequeños les resulta complicado expresar sus emociones, porque no saben cómo hacerlo y solo necesitan sacar el coraje en la forma que sea. Cuando quieren algo y no lo consiguen, se frustran y eso hace que termine en una rabieta que dura más de 5 minutos, en algunos niños.

Más que lograr su capricho, lo que hace con una rabieta es sacar las emociones que está sintiendo en ese momento, encuentra fácil demostrar a su papás que algo no le parece o hace sentir bien.

Depende de cada papá que complazcan al niño con cosas que no necesita. Es más de sentimientos negativos en los que los padres deben trabajar para que sean positivos. Es mejor que se comuniquen de una forma u otra, de lo contrario el pequeño volverá a actuar de la misma manera las veces que sea necesario.

Logra comunicarte con tu niño cuando sepas que algo no está bien y lo hace enojar.

Fuente: Ser Padres