Niño sonámbulo.

El sonambulismo es un trastorno del sueño que hace que el niño parcialmente dormido se despierte por la noche, se siente en la cama con ojos cerrados o abiertos y mirada firme, merodee por la casa sin hacer nada, pero sin recordarlo al otro día.

Es poco común en los niños y desaparece con la edad. Se levantan de la cama tan solo a las dos o tres horas de haberse dormido y en ocasiones los padres se dan cuenta. No es peligroso si se despiertan, pero tampoco será una experiencia muy amena.

Hay algunas medidas de seguridad a tomar en cuenta si tu pequeño es sonámbulo, mantén los espacios recogidos de juguetes y otros objetos para que el pequeño no se caiga cuando despierte por la noche.

Usa una puerta de seguridad en la parte superior de las escaleras, cierra con seguro ventanas y puertas para que no pueda abrirlas. Pon una campanita en la puerta de su habitación para que se den cuenta cuando salga por la noche.

No lo dejes en camas muy altas o en la parte superior de la litera porque podría caerse de boca.

Los niños pueden tener mayores episodios de sonambulismo cuando están muy cansados, con fiebre o angustiados. La recomendación es llevarlo con su doctor para que haga estudios y descarte un problema así, sobre todo cuando lo hace muy seguido.

¿Has notado que tu hijo camina dormido por las noches?

Fuente: Kids Health, Medline Plus-Biblioteca Nacional de Medicina de E. E. U. U.