Mi hijo siente que manda en casa, ¿qué hago?

Los mayores en casa son los papás, y los que mandan son ellos. Así que debes tener cuidado cuando el pequeño tiene actitudes de poder y empieza a ser rebelde, pues está en juego su personalidad y su relación con sus padres.

El pequeño empieza a ensordecer cuando ustedes dan una indicación, él te entiende pero es claro que no quiere obedecer. Deseos tiene muchos y va a ser lo posible para que se cumplan.

No importa qué tan fuerte quiera gritar en casa o que en lugar de pedir las cosas, las exija. Ustedes son los que mandan y los que controlar lo que se hace o no en la casa, así que es importante que primero como pareja hablen a cerca de ponerle límites al pequeño para que esta situación no se repita.

Este tipo de actitudes y situaciones se pueden dar si tu pequeño no ha desarrollado inteligencia afectiva y emocional. Las conductas inadecuadas se vuelven parte de él. Y sí, los papás tenemos un poco de culpa, pero podemos remediarlo.

Hemos permitido que se cumpla lo que él quiere sin poner límites de las cosas que no debe tener o hacer. O regando los juguetes por toda la casa sin decirle hasta dónde debe jugar y en dónde no.

Quien manda en casa son los papás y con ellos quien mandan en casa y deben controlar las actitudes negativas que está teniendo el pequeño. Tu decisión importa más que lo que tu bebé quiere hacer.

Le ayudarás a crear límites y formar una personalidad responsable.