Mamá e hijo haciendo una piñata

Qué tal si hoy te pones de acuerdo con tu hijo, mamá, y hacen una piñata que después podrán romper. Será un rato increíble a su lado y al final se van a divertir mucho más atrapado los dulces que caen. ¿Están listos?

Necesitan:
-  Cartón
-  Papel de colores
-  Estampas de ojos
-  Tijeras
-  Pegamento líquido
-  Cinta adhesiva
-  Lápiz

Con el lápiz marca el contorno de un burrito en el cartón, 40 cm de alto por 60 de ancho, más o menos. Te quedará una piñata de tamaño promedio. Corta el burrito por la línea y corta tiras del mismo cartón de unos 15 cm de ancho, necesitarás 4 o 5 para poner por la orilla de la piñata.

Con la cinta une esas tiras de cartón que cortaste con las dos mitades el burro que cortaste para que te quede un burro en 3D, por así decirlo. Ponle cinta adhesiva en la parte de las patas, cuello y orejas para que la piñata quede bien sujeta y no se rompa cuando le pongas los dulces.

Pon en tiras delgadas el papel y hazle varios flecos con las tijeras. Estos pedazos te servirán para cubrir la piñata.

Con ayuda del pegamento ve pegando las tiras de papel, pongas por secciones de color. Es más fácil si comienzan por las patas, tu pequeño puede ayudarte a untar pegamento y tú a poner las tiras del papel. 

El paso final es ponerle los ojos. Espera un día para esté bien seca y no se deshaga cuando la cuelguen.

Pídele a tu pequeño que te ayude a llenarla con sus dulces favoritos o fruta que no se mallugue tan fácil, si desean inviten a sus compañeritos de escuela y armen una pequeña fiesta llena de color y piñatas.

¡No molestar, niños divirtiéndose!

Fuente: Oh Happy Day