Entiende a tu hijo de dos años.

Es cierto que muchas de las palabras que dicen solo las entiende mamá, pero hay otras y ciertas actitudes que uno puede no comprender. Aquellos pequeños indecisos que piden las cosas y después no las quieren, que lloran sin razón aparente, que les encanta gritar… No todos son iguales y tampoco se trata de que mamá crea que la está desafiando.

A esta edad tu pequeño no sabe las consecuencias de sus actos ni tiene la capacidad para ponerse en el lugar del otro. Entre más te esfuerces en conseguir lo que quiere, menos agradecido será. No sabe que debe agradecer a sus papás por darle el juguete que tanto había esperado. Lo mejor que pueden hacer sus papás en el momento es que él entienda que debe agradecerles.

No conoce los castigos ni los entiende, por más que se porte mal y mamá insista con que lo castigará por ser desobediente, él no presta atención. No sabe las consecuencias que habrá cuando se porta mal o hace travesuras. Trata de actuar más rápido para que entienda que hay consecuencias.

Y así tu hijo puede actuar de muchísimas formas distintas. Es importante que comprendas que aún no sabe el origen de muchas cosas y que es mejor que hables con él de lo que está permitido y no para que lo deje de hacer. Es así de fácil como se lee, poco a poco se acostumbrará y sabrá lo que puede y no hacer.

¿Cómo haces entender a tu hijo?

Fuente: Baby Center