¿Cuándo es mejor quitarle el chupón?

Para quitar el chupón definitivamente no lo tienes que hacer al mismo tiempo que al pañal o el biberón, no es cosa de que lo hagas sufrir tanto. Planea en qué espacios de tiempo irás quitando cada una de esas cosas para que no se empalmen los tiempos.

Desde que nace, hasta los dos o tres años, el niño siente la necesidad de succionar y cada uno busca la manera de satisfacer la necesidad. Unos lo hacen con el pecho de mamá, biberón, chupón, el dedo, es, por mucho, su objeto favorito de consuelo.

La presión en el paladar cuando el niño o niña succiona le ayuda a calmarse en las situaciones de dificultad a las que se enfrenta a diario. Relaciona succionar con el bienestar que le da mamá cuando lo abraza. Especialmente cuando ella no pasa suficiente tiempo con él. Empieza en las mañanas por darle de desayunar usando un vaso entrenador, mantén alejado el chupón y pacten un lugar para dejarlo. Cuando él lo necesite irá a pedírtelo y será fácil que controles las horas en que se mete al chupete a la boquita.
 
Sustituye ese objeto de consuelo por uno nuevo como un juguete o muñeco. Ésto ayuda a que no se sienta solo sin su chupón. Pon atención en cómo se pone en los momentos que pide el chupón, qué es lo que lo hace pedirlo. Abrázalo para ayudarle a superar el mal momento.No lo fuerces, que no sea tan marcado el momento en que mamá quiere que el niño deje el chupón, vayan de la mano en el proceso de dejarlo.

¿Ya has pensado cómo le quitarás el chupón a tu hijo?
 
Fuente: Guía Infantil